COLEGIO INTERNACIONAL DE VALLADOLID

Escocia, nuevo destino educativo para los alumnos del Colegio Internacional de Valladolid

Escocia, nuevo destino educativo para los alumnos del Colegio Internacional de Valladolid

Los alumnos de 2º de la E.S.O. han viajado hasta Escocia para pasar una semana educativa y practicar inglés. El primer día estuvieron en Glasgow donde visitaron la impresionante Catedral gótica prereformista, y una de las dos catedrales que quedan intactas en Escocia tras la reforma religiosa del siglo XVI. Después de ver la necrópolis hicieron un tour panorámico recorriendo Glasgow Green, Riverside Museum, Kelvingrove Art Gallery, la Universidad, casi salida de una novela de Harry Potter, y George Square.

Edimburgo, capital de Escocia, es una de las ciudades más bonitas del mundo y, como no podía ser de otra manera, nuestros estudiantes comenzaron descubriendo el castillo que domina la ciudad y que acoge la piedra del destino, los apartamentos del rey Stuart y las joyas de la corona más antiguas de Europa. Al día siguiente les esperaban el lago Lomond y el castillo Stirling.

El fin de semana pudieron conocer más Edimburgo, el National Museum of Scotland y el Dynamic Earth, un viaje hasta los orígenes de nuestro planeta para experimenta el Big Bang de cerca y la oportunidad de experimentar la forma en que las fuerzas primigenias de la naturaleza dieron forma a la Tierra.
Visitaron los pueblos pesqueros de la costa de Fife acompañados por un guía local. A 16 kilómetros de Edimburgo y a orilla del famoso Fiordo de Forth, visitaron el pintoresco pueblo South Queensferry, con casitas de cuento, calles empedradas y pubs históricos y con una joya nacional, The Forth Railway Bridge, un puente con ferrocarril que atraviesa el fiordo. Emplazada sobre una atalaya que ofrece una hermosa panorámica aparece la coqueta ciudad de Dunfermline, donde les esperaba la abadía y el palacio. Anstruther, pueblo de pescadores es uno de los lugares más bonitos y donde se encuentra, dicen, el mejor Fish and chips de Escocia. En la universitaria ciudad de Saint Andrews, cuna del golf, los jóvenes estudiantes caminan entre la historia escocesa. Descubrieron los restos de la catedral, la torre de St. Rule, el castillo y West Sands, la playa de ‘Chariots of Fire’ (‘Carros de fuego’, 1981).

De vuelta, pararon en The Engine Shed, en Stirling, un lugar donde aprender sobre el patrimonio construido de Escocia y su conservaión. Cerca, en la cima del monte Abbey Craig, se encuentra el monumento a William Wallace, el soldado escocés del siglo XIII que luchó contra el Rey Eduardo I de Inglaterra en la Guerra de la independencia de Escocia.

Ya en Edimbrugo disfrutaron de Calton Hill, la colina que ofrece las mejores vistas de la ciudad, tan buenas que sea recomendable subir tanto de día como de noche para poder admirar la ciudad en todo su esplendor.

Pasearon bajo la luna y remataron tomando chocolate caliente y el dulce escocés por excelencia, shortbread en The elephant’s castle, lugar de inspiración para escritores como JK Rowling, que pasó varios momentos escribiendo gran parte de Harry Potter.